Concurso anual bíblico de Interamérica atrae a miles; Colombia del Norte lleva primer lugar

Zarith Méndez, de la región Colombiana del Norte, sonríe mientra sostiene el trofeo, al convertirse en la ganadora del gran premio de la edición 2016 del “Boom Bíblico” de la División Interamericana, durante la final de la competencia llevada a cabo el 10 de diciembre en San Pedro de Macorís, República Dominicana. El pastor Mauricio Buitrago, director de Ministerios Jóvenes de la región Colombiana del Norte, posa junto a ella en celebración de su victoria. Imágenes de Libna Stevens/DIA

11 de diciembre de 2016 | San Pedro de Macorís, República Dominicana | Libna Stevens/DIA

Cuando escuchó que mencionaban su nombre como la ganadora de la edición 2016 de la competencia bíblica “Bible Boom”, su rostro mostró que le costaba creerlo. Y lágrimas comenzaron a rodar por sus mejillas cuando se dio cuenta que realmente era así.

Casi tres mil miembros de iglesia de diversas partes de la isla fueron testigos del evento en el Centro Polideportivo de la Universidad Central del Este, el pasado 10 de diciembre de 2016.

Zarith Méndez, de la región Colombiana del Norte, fue declarada la ganadora de la competencia “Boom Bíblico” de la División Interamericana y recibió el Trofeo Caleb para 2016. Con solo 15 años, Méndez es la ganadora más joven del “Boom Bíblico” en los trece años de esta competencia que abarca a todo el territorio. De pie frente a miles de adventistas en San Pedro de Macorís, República Dominicana, el pasado sábado 10 de diciembre, apenas logró contener sus emociones.

Méndez se dedicó a sonreír mientras un grupo de fotógrafos se arremolinaba a su alrededor para registrar ese emocionante momento. Mientras Méndez se enjugaba las lágrimas, pensó en los milagros que la habían llevado hasta esa competencia final.

Solo 24 horas antes de la competencia, voló en avión por primera vez, después de haber obtenido solo unas semanas antes su pasaporte.

“Cuando escuché mi nombre, no lo podía creer”, dijo Méndez. Cuando se dieron a conocer los resultados de la primera ronda de preguntas, ella ocupaba el décimo puesto, pero pasó a ocupar el segundo lugar en la cuarta ronda. Méndez obtuvo 450 puntos en el menor tiempo de 3.56 minutos para responder 45 preguntas sobre los libros de Josué, Jueces, Rut, y los capítulos 1-12 del libro “Patriarcas y Profetas”, de Elena G. White.

Como principal ganadora, Méndez, que en un año y medio planea terminar la escuela secundaria, recibió una computadora nueva, dos medallas y una beca para estudiar en la Universidad de Montemorelos, en México.

María González, de Venezuela, que obtuvo el segundo lugar, posa junta al pastor Moisés Prieto, director de ministerios jóvenes de la Unión de Venezuela Oriental, minutos antes del comienzo de la competencia.

Méndez ingresó a la competencia regional de su unión por primera vez este año después de enterarse de ello en un camporí de guías maestros en su región. “Vivo en una zona muy rural, y tengo que ir a otro pueblo para conectarme a Internet, por lo que, tan pronto como en junio me enteré de la competencia, decidí estudiar”, añadió. Las seis horas diarias que dedicó a estudiar la Biblia entre sus clases y las horas cosechando limones después de la escuela en la granja de sus padres valieron la pena.

En el proceso, se enamoró del libro de los Jueces y de Patriarcas y Profetas. “Ha sido una experiencia excelente para mí”, dijo Méndez. “Solo enterarse de la experiencia por la que pasaron otros y la historia del mundo me ha enseñado mucho más sobre Dios y la necesidad de ser fieles y obedientes a la Palabra de Dios”.

Méndez sonríe solo al pensar en contar a su hermana y sus padres de su aventura, y en cuánto quiere animar a los miembros de su grupo pequeño en el Distrito Adventista de Edén, en Cúcuta, para que estudien más la Biblia. Horas después de ganar, aún no había podido comunicarse con su familia.

Méndez se maravilla ante todas las bendiciones que ha recibido desde el momento en que ingresó a la competencia bíblica. Como ganadora de la Unión Colombiana del Norte en octubre, recibió una beca de un año en la Universidad Adventista de Colombia en Medellín. Quiere estudiar medicina, y aguarda con ansias ingresar a la competencia bíblica del año que viene en su distrito.

Hernán Pérez, de Guatemala, que obtuvo el tercer puesto, disfruta de su logro con el pastor Estuardo, director de ministerios jóvenes de la Unión Guatemalteca.

Para María González, de 16 años, quien obtuvo el segundo lugar en la final de la competencia bíblica, ingresar a la competencia regional del año que viene en su iglesia en Maracay, en la región Venezolana Oriental, no es algo que tenga que pensar mucho. “Quiero regresar una vez más el año que viene al ‘Boom Bíblico’ para obtener el primer puesto”, dijo González.

“Dedicar tiempo a estudiar la Biblia nos acerca a Dios y nos ayuda a ver la Misericordia que él tiene sobre nosotros, no importa cuánto pequemos”, dijo. En el libro de Jueces, su favorito este año, aprendió cuán perdonador fue Dios con su pueblo, y la llevó a memorizar, releer y estudiar más la Biblia cada día y toda vez que no tenía clases o tareas escolares.

“Cada vez que estudio la Biblia, logro retener todo lo que leí”, dijo González. Es diferente que cuando la joven estudia diferentes asignaturas para la escuela. “Todo lo que leo de la Biblia, me queda grabado, así que no pienso parar”. Ya le ha dicho a su hermana de 12 años que comience a prepararse para estudiar la Biblia de manera intencional porque eso es lo importante, añadió. Gónzalez recibió una iPad Mini y una medalla por haber obtenido el segundo puesto.

Hernán Pérez, de Guatemala, que obtuvo el tercer puesto, dijo que ha estudiado la Biblia sin interrupción durante los últimos tres años. Estudió durante cinco horas al día: dos por la mañana, una después del almuerzo, y dos por las noches. Pérez quedó a diez puntos de la ganadora, pero se mostró más que feliz de estar entre los primeros tres. Pérez también recibió una iPad Mini.

El pastor Al Powell, director de ministerios jóvenes de la Iglesia Adventista en Interamérica, alienta a los jóvenes para que permanezcan conectados con la Palabra de Dios.

Pérez, que tiene 25 años, se siente como un veterano en comparación con las más de dos decenas de finalistas adolescentes de este año. Pérez obtuvo el segundo lugar en su país el año pasado, y estaba decidido en llegar a la final del “Boom Bíblico” de este año.
“¡Qué diferencia ha hecho en mi vida espiritual estudiar la Palabra de Dios!”, dijo Pérez. “Jamás imaginé cómo podía transformar mi vida, cuánta sabiduría he obtenido…ha sido maravilloso”.

Solo tres uniones no estuvieron representadas en la competencia final de este año. Como resultado de problemas de visado y otras cuestiones, los finalistas de Cuba, las Antillas Francesas y Guyana, y la región Mexicana del Norte no lograron estar presentes.

El “Boom Bíblico” no tiene que ver con un examen o una competencia, dijo el pastor Al Powell, director de Ministerios Jóvenes de la División Interamericana al dirigirse a los finalistas y la audiencia durante el evento final.

El pastor Israel Leito, presidente de la División Interamericana, desafía a los jóvenes para que permitan que la Biblia los guíe en cada aspecto de sus vidas.

“Lo más importante de esta experiencia es que se han conectado con la Palabra de Dios y han sido transformados por su gracia”, dijo Powell.

Motivar a los más de 1,5 millones de jóvenes de Interamérica para que profundicen en el estudio de las Escrituras ha ocupado el centro mismo de la misión de preparar a los jóvenes para que sean una generación transformada y lista para testificar en sus comunidades, dijo Powell.

“El ‘Boom Bíblico’ es fundamental para que nuestros jóvenes estén afirmados en la Palabra de Dios, para que puedan estar preparados para enfrentar los desafíos aquí en esta tierra mientras establecen conexiones eternas”, añadió Powell. “Queremos incrementar la participación de nuestros jóvenes en el estudio de la Biblia”.

Powell declaró que está trabajando con los principales administradores de la División Interamericana para expandir aún más la iniciativa de la competencia bíblica el año que viene.
El pastor Israel Leito, presidente de la Iglesia Adventista en Interamérica, felicitó a los finalistas y los desafió a que sigan estudiando las Sagradas Escrituras.

“Tenemos que permitir que la Palabra de Dios nos guíe en cada aspecto de la vida”, dijo el pastor Leito. “Tenemos que estar saturados de la Palabra y reflejar a Dios”.

Los finalistas tuvieron que responder correctamente 45 preguntas en la cantidad menor posible de tiempo en computadoras que les fueron provistas para la ocasión.

Ver el entusiasmo por la Biblia que irrumpió como un reguero de pólvora en Interamérica ha sido muy satisfactorio de ver, dijo el pastor Leito, quien estuvo involucrado en los ministerios jóvenes al comienzo de su obra por la iglesia en Curazao, y que aún sigue relacionado con ellos.

“Es hermoso ver cuán involucrados están nuestros jóvenes en el estudio de la Biblia y el servicio a la iglesia”, dijo el pastor Leito. “La juventud de hoy es tan diferente de la juventud de décadas atrás”, dijo. “Es una juventud que tiene conocimientos digitales, que es entusiasta respecto de su fe, que no se toman las cosas a la ligera, que son honestos, sinceros, y que no son superficiales”.

La iglesia necesita continuar preparando a los jóvenes para que puedan liderar a la iglesia del presente y más allá, y que también lleguen a sus comunidades, dijo el pastor Leito.

El alcalce de San Pedro de Macorís, Ramón Antonio Echavarría, dio la bienvenida a las más de tres mil personas que se dieron cita en el Centro Polideportivo de la Universidad Central del Este, y les agradeció por la obra en la comunidad por los jóvenes, y en especial en las áreas de salud y familia. El alcalde Echavarría nombró a los líderes de la División Interamericana visitas distinguidas de la ciudad.

Jóvenes de la región

Dominicana Oriental dan la bienvenida a la congregación durante el programa del día.

Veintenas de jóvenes pasaron el sábado 10 de diciembre desde temprano por la mañana hasta el evento final del “Boom Bíblico” en la noche dedicados a la alabanza y la adoración. El programa del día también incluyó representaciones dramáticas y una investidura de líderes de jóvenes.

Entre ellos, se encontró Neida Pérez, de la República Dominicana, quien en 2006 tomó parte en la competencia del “Boom Bíblico” de la División Interamericana, ocupando el cuarto lugar, y más tarde regresó en 2010 para la súper final del “Boom Bíblico”, terminando en segundo lugar.

“No podía perderme este evento”, dijo Pérez. “Participar de esta iniciativa bíblica y profundizar el estudio de la Biblia es algo que nos acompaña por el resto de la vida. Es un tesoro inmensurable, porque la Biblia llega a ser parte de uno”.

Para el año próximo, los libros de estudio para la competencia en la División Interamericana incluirán los libros de Daniel, Oseas, Joel y los capítulos 39-44 del libro “Profetas y reyes”, de Elena G. White. La competencia final del territorio se llevará a cabo en Cancún, México, el 2 de diciembre de 2017.

Si desea actualizaciones e información sobre el Departamento de Ministerios Jóvenes de la División Interamericana, visite el sitio interamerica.org

Para ver una galería de fotografías de la competencia final del “Boom Bíblico” de Interamérica 2016, visite AQUÍ.