Día Internacional de oración de la mujer adventista

Este 5 de marzo ha sido escogido por la Asociación General como un día internacional de oración de la mujer adventista.
Ya que como mujer ocupas un lugar crucial en la vida espiritual de la familia y la sociedad, es necesario que aprendas a pedir; que te atrevas a pedir.
¿Por qué conformarte con ser una enana espiritual, si puedes ser una gigante espiritual?

Te presentamos las 4 llaves que te llevan a ése crecimiento:
1. Haz del tiempo que pasas con Dios, una PRIORIDAD. Así como alimentas e hidratas tu cuerpo, tu espíritu necesita de alimento e hidratación. No ocupes tu tiempo en las cosas buenas, dale prioridad a las mejores. Así como Daniel prefirió ir al foso de los leones en lugar de dejar de orar, haz de la oración un momento indispensable de tu día.
2.REMUEVE las formas. De nada sirve apilar leños si no encendemos el fuego; de nada sirve que los demás vean en tu vida una vida de rectitud si en el fondo no reconoces a Dios. Al final del día, Dios sólo ve el corazón. REMUEVE las pretensiones, vive lo que predicas; hay gente mirándote. REMUEVE las brechas. El enemigo está esperando un pequeño espacio para meterse en tu vida. Dedica tiempo para examinarte y descubrir a tiempo las brechas que estás dejando en tu vida.
3. PIDE y sigue pidiendo. No te des por vencida, aunque a veces pienses que tus oraciones no están siendo escuchadas o contestadas, sigue pidiendo. Dios siempre escucha, pero Él tiene su tiempo. ¿Qué madre deja de pedir por sus hijos, aún cuando ve que van por mal camino? Sigue poniéndolos en oración. Dios oye.
4. CEDE paso a la fe, no a los sentimientos. Basa tu fe en la palabra de Dios, de esa manera darás por terminada la batalla entre los hechos y los sentimientos. Habla y actúa como si tu fe fuera invencible; recuerda, Dios es rico en recursos y Él es tu padre. (Christ Objects Lessons, p. 146). No te dejes guiar por tus emociones, recuerda que Jesús ha prometido escucharte y toma eso como un hecho.
Comparte este mensaje con todas las mujeres que conozcas, anímales a ser gigantes espirituales. No te dejes llevar por las circunstancias; Dios es el mismo siempre y cumple sus promesas. ¡Que pases un #FelizSábado!
Tomado del material especial preparado por Melody Mason, publicado en http://www.adventistwomensministries.org/…