En la isla de Santa Cruz, los Conquistadores distribuyen artículos y brindan alegría a la comunidad

Un grupo de Conquistadores de la iglesia adventista Central de Santa Cruz posan para una fotografía después de empacar artículos para la comunidad, gracias a los envíos de los organizadores de Adopt a Family USVI, el 25 de noviembre de 2017. Imagen por cortesía de la Asociación Norteña del Caribe

7 de diciembre de 2017 | Santa Cruz, USVI | NCC/DIA

Decenas de Conquistadores de la iglesia adventista Central en la isla de Santa Cruz ofrecieron de su tiempo como voluntarios para preparar paquetes con artículos para la comunidad durante el fin de semana de Acción de Gracias, que en los Estados Unidos se celebra cerca del fin de noviembre de cada año.

Los líderes y los Conquistadores voluntarios armaron con muy buena voluntad los presentes y notas personales que fueron enviados a Adopt a Family USVI, una organización de voluntarios que respondió a las listas de deseos que publicaron las familias que se vieron afectadas por los huracanes que arrasaron las Islas Vírgenes de los Estados Unidos en septiembre de 2017. Los paquetes fueron distribuidos en la comunidad el 25 de noviembre de 2017.

 

Las fundadoras de la organización de voluntarios, Pam Engle y Sabrina Jureidini, se encontraron primeramente en línea después de la destrucción.

Carta de Jen, Jordan, Owen y Andrew para los sobrevivientes del huracán en Santa Cruz. Imagen por cortesía de la Asociación Norteña del Caribe

Pam Engle había trabajado como jefa de recolección de fondos en Santo Tomás, Islas Vírgenes de los Estados Unidos, pero perdió su trabajo y su hogar como resultado de los huracanes. Desde entonces se ha mudado, con sus hijos pequeños, a Filadelfia, en el estado de Pennsylvania, Estados Unidos.

Jureidini y su esposo, que también tienen hijos, vivieron en Santo Tomás hasta 2014, y ahora viven en el estado de Virginia, Estados Unidos. Con un personal de catorce voluntarios, la organización coordina la recolección y el envío de artículos seleccionados de las listas publicadas detallando las necesidades, lo que incluyen alimentos enlatados, artículos personales, artículos de tocador y para bebés.

“Nos asombra la respuesta generosa de los ‘adoptadores’, dijo Engle.

Muchos jóvenes del Club de Conquistadores de la iglesia adventista Central se mostraron ansiosos de participar en la preparación de los paquetes.

“Tengo que ir y ayudar a empacar a los que están necesitados después del paso del huracán”, dijo la integrante del club Royann-Blossom.

La integrante del club Mariska Beresford se identificó con individuos que se han visto afectados por los huracanes. “Son personas como ustedes y yo”, dijo Mariska.

Los directivos del club se sintieron alentados por la oportunidad de ser parte de las vidas de otras personas, como lo expresó Ada Luz Fleming a los Conquistadores:

“Aun mientras participamos en este plan de recuperación, podemos sentir el amor de los que se preocupan por nosotros”, dijo Fleming. “Miren esas notas en las cajas. Esa es la clase de amor que queremos compartir con los jóvenes allí”.

Un grupo de Conquistadores de la iglesia adventista Central en Santa Cruz. Imagen por cortesía de la Asociación Norteña del Caribe

Las notas personalizadas de compasión tocaron la fibra sensible de los Conquistadores y los líderes, dijo la hermana Ana C. Brown, una miembro de iglesia voluntaria que se contactó con los organizadores de Adopt a Family USVI. “Los presentes y las notas inspiraron a tantos de nuestros Conquistadores”, dijo Brown. “Sirve para levantar mucho la moral. Solo ver esas notas nos emocionó, porque pudimos ver lo que estaba sucediendo mientras empacaban las cosas”, añadió.

Una nota firmada por una familia de cuatro, que incluía a Owen, de 6 años, y a Andrew, de 4, decía: “Querido sobreviviente del huracán: Vivimos lejos en el estado de Washington, pero en los últimos meses hemos tenido presente las Islas Vírgenes de los Estados Unidos. Espero que se estén recuperando de esos monstruosos huracanes, y que la familia esté segura y con salud. Conserven la Fortaleza, porque las Islas Vírgenes no han sido olvidadas”.

Los directivos del club ya están planificando que los Conquistadores que participaron graben sus agradecimientos, para que Adopt A Family USVI pueda compartir las contribuciones de ellos con las familias que los “adoptaron”.

La iglesia adventista Central es una de las ocho congregaciones de Santa Cruz. Es la congregación más grande en la Asociación Norteña del Caribe, con una feligresía de 1779 miembros. La iglesia cuenta con un activo ministerio de jóvenes, y el Club de Conquistadores atiende a 45 jóvenes de entre 10 a 15 años.

Traducción de Marcos Paseggi